Implantar su empresa en España

Implantar su empresa en España

Las razones que llevan a las empresas a afrontar su expansión son múltiples, y responden a necesidades estratégicas dentro de su propia trayectoria: reforzar la presencia en un territorio, aproximarse a sus clientes, acortar los tiempos de entrega, garantizar el aprovisionamiento o el suministro, reducir su huella de carbono, minimizar el impacto del coste del transporte, optimizar la capilaridad de sus servicios, acceder a nuevos talentos, beneficiarse de unos costes operativos más ventajosos...

 

¿Por qué debería desarrollar su empresa en Francia?

La habilidad de un país a la hora de atraer implantaciones de proyectos creadores de empleo hacia su geografía constituye un buen indicador de su capacidad de atracción de inversiones.

  • España es la 13.a economía mundial y la 4.a de la UE en términos de PIB.
  • Constituye una economía abierta: es el 17.o exportador y el 15.o importador mundial, con Francia y Alemania como sus principales socios comerciales.
  • En el ámbito de las inversiones, España es el 11º mayor receptor mundial de inversión extranjera y sexto en la Unión Europea. Desde finales de los años 90, se ha multiplicado el establecimiento de empresas de capital extranjero, con 14.600 multinacionales implantadas, que dan empleo directo a más de 1,39 millones de trabajadores.
  • Economía moderna, el sector servicios (60,9%) y la industria (28,2%) concentraron la mayor parte de las inversiones directas en España en el último año.
  • Los principales países inversores en España en 2019 fueron, por este orden, Reino Unido, Francia, Estados Unidos, Italia y Alemania. Europa se confirma como fuente del 64% de la inversión directa en España.
  • La distribución geográfica de las inversiones en España está marcada por el efecto sede, con el liderazgo de Madrid como destino de flujos de inversión, seguida a distancia por Cataluña, Castilla y León y Andalucía.

 

Principales ventajas de invertir en España

Las ventajas de una economía madura como la española para captar proyectos de inversión en un contexto globalizado residen principalmente en los siguientes factores:  

  • El mercado español es de 46 millones de personas, y constituye una puerta de acceso al mercado europeo, de más de 500 millones de consumidores, y a mercados de gran potencial como el del norte de África, por su proximidad geográfica, y el de América Latina, por sus vínculos económicos y culturales.
  • Una población activa, especialmente joven, con un alto nivel de cualificación científico-técnica.
  • Costes salariales competitivos respecto a otras economías europeas maduras, especialmente asociados a una alta productividad.
  • Una extensa red de infraestructuras de comunicaciones:
    • Ferroviarias (1.a en Europa en redes de alta velocidad)
    • Aéreas (con 47 aeropuertos, concentra el 35 % del tráfico entre Europa y América Latina)
    • Marítimas (46 puertos)
    • Autopistas y autovías para el transporte por carretera
    • Telecomunicaciones (con una penetración de la banda ancha próxima al 100 % en las empresas y para particulares, y unos servicios de administración electrónica pioneros en el mundo)
    • Parques científicos y tecnológicos, centros tecnológicos y universidades
  • Un país abierto al extranjero y con una excelente calidad de vida para expatriados: más de 3000 horas de sol al año, más de 8000 kilómetros de costa, diversidad cultural, un sistema sanitario y educativo moderno, presencia de escuelas internacionales, reconocido como segundo país más seguro de la UE…

 

¿Por qué debería invertir en España?

  • Por su mercado doméstico y por ser, a su vez, un hub desde donde realizar operaciones con otros mercados (puerta de entrada hacia la UE para las empresas latinoamericanas y puerta de acceso a América Latina para empresas europeas).

 

  • Su entorno competitivo convierte al país en un destino estratégico para actividades vinculadas a las TIC, la biotecnología, la alimentación, la automoción, el sector aeroespacial, la movilidad, el medioambiente y las energías renovables.

 

  • Para promover la inversión, la creación de empleo y el crecimiento económico, existe un amplio sistema de dispositivos de ayudas e incentivos a la inversión y a la I+D+i, dispositivos que se suman a los programas de ayudas europeos, de los que se beneficia en calidad de Estado miembro.

 

  • Incentivos a la formación y al empleo, incentivos estatales para sectores industriales concretos (como I+D, audiovisual, turístico, minero o farmacéutico), incentivos a la inversión productiva en determinadas regiones españolas, incentivos para pymes innovadoras, financiación del Instituto de Crédito Oficial, ayudas de la UE…

 

  • Respecto a los incentivos a la inversión productiva en determinadas regiones españolas, puede señalarse que, actualmente, es la comunidad autónoma de las Islas Canarias la que recibe una mayor intensidad de ayuda por proyecto elegible (hasta 35 % de la base de inversión subvencionable). La intensidad máxima alcanza el 25 % en las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía, Murcia y Melilla; el 15 % en las provincias de Soria y Teruel y en la ciudad autónoma de Ceuta, y del 10 % en Galicia.

 

 

Responsable de establecimiento empresarial